PÁGINAS AL VIENTO  -  Poemas             PANEL CENTRAL

Amorviento

Vicente Herrera Márquez

 

Nací en el viento y este me alimentó,
curtió mi piel, me enseñó a rodar y caer.
También me regaló fuerzas para pararme,
y me dio abecedario para traducir su idioma.
Para el largo viaje me dio un calendario,
con días rojos de calma y otros negros de furia.

En él hay docenas de fechas marcadas.
Lunes de gloria y los hay de dolor.
Martes ciñendo laureles y otros espinas.
Miércoles de billetes y otros juntando centavos.
Jueves de luces brillantes y ¡Cuántos de oscuridad!
Viernes prometedores y viernes de perdedor.
Sábados de descanso y otros agotadores.
Domingos de desazón y cientos con mucho amor.

El almanaque en el trayecto se cumplió,
lo bueno, lo malo, lo dulce y lo amargo se fue dando.
No aprendí lo que es derrota, tampoco lo que es triunfo.
En el camino solo aprendí a vivir, gozar, sufrir y amar.
Viví tropezando y cayendo, pero viví.
Gocé de lo bueno, no lo tuve todo, pero gocé.
Sufrí con dolor del alma y el cuerpo, pero seguí.

Y amé.
Sí, amé,
con cuerpo, con alma, con esto, aquello y con todo.
Amé y también me amaron.
Pero hay una fecha marcada que no sé lo que es.
Hay una marca que indica meta final.
No la entiendo, pues dice volver al inicio.

Sí, volver al principio, volver a empezar,    
y asegura que allí en esa remota estación
unos ojos muy claros me van a esperar,
unas manos tiernas me darán todo el calor,
unas palabras suaves me enseñaran nuevas letras
y unos labios dulces, muy dulces, aplacaran mi sed.

¿Serás tu viento furioso quien me esperará,
disfrazado con traje de apacible doncella?
¿Serán mis ancestros de raza y color,
con atuendos antiguos y paisajes de ayer?
¿Será la postrera musa que inspire el verso final,
vestida con sedas o harapos, pero con letras de amor?
¿Será aquella señora que todos pintan negra
y que siempre camuflada espera en cada estación?
 

Todo puede ser, incluso la respuesta a esta larga pregunta:
¿O será que mi espíritu que se sintió engañado
vuelve cargando cansancio al punto de origen,
buscando encontrar caminos de viento a un nuevo destino
dibujado en un calendario con más primaveras floridas,
más veranos cálidos rebosantes de luz, calor y calor...
y menos otoños vestidos de hojas caducas con con luto marrón
e inviernos aciagos que se alargan esperando un final?

 

 

Incluido en libro: Todos los vientos
©Derechos Reservados. Registrado con el N ° 193.896 en el Registro de Propiedad Intelectual - Chile
# Índice del libro #