PÁGINAS AL VIENTO  -  Crónicas               PANEL CENTRAL

Edad vieja

Vicente Herrera Márquez

 

Edad dorada, edad de las experiencia, senectud, ancianidad, adulto mayor, tercera edad, y así a medida que la ciencia y Ia tecnología avanzan y logran prolongar la existencia del ser humano, vamos acuñando nuevos términos para establecer distintas categorías según la edad de las personas. Todos eufemismos creados por organismos estatales, gubernamentales, políticos y sociales y también comerciales; en Ia mayoría de los casos medios para obtener dividendos: en las urnas, en los medios y en las cuentas bancarias. No desconozcamos sí, Ia labor desinteresada de aquellas entidades creadas y sustentadas por organizaciones religiosas de todas las creencias o aquellas establecidas por los estamentos formales a nivel mundial, ejemplo: Naciones unidas y sus organismos dependientes. El término tercera edad tan en boga en boca de políticos y demagogos ¿Qué quiere decir? ¿Cuándo comienza? ¿Cuál es la primera y cuál la segunda edad?

Además pregunto: ¿Hay una cuarta edad?

Siempre se dice o se escribe de niñez, de adolescencia, de juventud, de adultos y de tercera edad o adulto mayor. Por qué no la llamamos simplemente por lo que es: VEJEZ. Ya que si decimos tercera edad, bien podemos pensar que hay una cuarta edad o también la denominamos así por no decir última edad. Dentro de los cánones establecidos, yo soy viejo. y también Io son aquellos que rondan mi edad. Lo que sí no confundamos nosotros mismos, ni los jóvenes que nos pisan Ios talones, ni los que vienen más atrás que viejo o ser viejo no es sinónimo de obsoleto, ni de inservible, ni de trasto y mucho menos de deshecho.

Ahora, por otro lado viejos habemos muchos.

Hay viejos buenos, viejos lindos, viejos feos; hay viejos cascarrabias, viejos mañosos y viejos testarudos; hay otros que son pillos, ladinos y astutos; los hay verdes, lachos y picados de la araña. Los hay decrépitos, sordos y los que se hacen los sordos.

Hay muchos viejos de esto del otro y también Viejos con... mucho de su madre

¡Ha me olvidaba! También hay unos viejitos simpáticos, amorosos y bonachones que en época de Navidad se transforman en. papa Noel, Santa Claus, viejo Pascuero o San Nicolás y son el centro de atención de los niños con sus blancas barbas y coloridos trajes

 

Incluido en libro: Crónicas al viento
©Derechos Reservados. Registrado con el N °  en el Registro de Propiedad Intelectual - Chile
 # Índice del libro #