PÁGINAS AL VIENTO  -  Poemas PANEL CENTRAL

Tangueando la vida

Vicente Herrera Márquez

 

En los parlantes de la calle Perito Moreno
se escuchaba día a día por la radio de Bernal,
la voz dulce de Elba anunciando una canción
y desafiando al viento resaltaban acordes de bandoneón.

Nací en voz de radio y disco de vinilo
allá en las pampas del sur,
donde el viento brama iracundo
ahogando el trino del ave y el gemir del bandoneón.

Crecí en humilde hogar de inmigrantes
en un pueblo de tierra y nieve,
entre arrullos y sueños con mate amargo
mientras la victrola cantaba al compás del bandoneón.

Mis primeras palabras fueron tan-tan,
luego mamá y papá seguidas de tan-tan,
y fui desde la cuna a la pelota de trapo
entre el repique del piano y el ronronear del bandoneón

Con las vocales y las primeras consonantes,
embrujado con la voz de la maestra,
escribí ojo y amar con lápiz de grafito
presintiendo que algún día sacaría notas al bandoneón.

Con el bagaje del abecedario completo,
perdido en los ojos de la compañera de banco,
mi pluma se embriagó con tinta de tango
y escribió versos para piano, contrabajo y bandoneón.

Los caminos y circunstancias de la vida
Me enseñaron a sumar, restar y multiplicar.
A ganar, a perder, a reír, a llorar
y a bailar en la buena y en la mala con música de bandoneón.

En los parlantes de la calle Perito Moreno
Se escuchaba día a día por la radio de Bernal
La voz dulce de Elba anunciando una canción
Y desafiando al viento resaltaban acordes de bandoneón

Con tango aprendí a hablar,
con tango aprendí a escribir,
con tango bailé la vida
y con tango… moriré.

 

 

Incluido en libro: Todos los vientos
©Derechos Reservados. Registrado con el N ° 193.896 en el Registro de Propiedad Intelectual - Chile
 # Índice del libro #