PÁGINAS AL VIENTO  -  Poemas PANEL CENTRAL

Y seguimos corazón... (Marzo 2009)

Vicente Herrera Márquez

 

Seguimos avanzando a pasitos cortos, del largo de un mes
y sin darnos cuenta de un tranco ya estamos otra arruga escondiendo,
para que no se note que los años pasan y hoy a la suma se agrega uno más.
Y tú, corazón,  sigues firme latiendo, y a pesar del infarto desafías al tiempo,
dándole fuerza a mi pecho aunque a los pies ya les cueste avanzar.
Mantienes con sangre que fluye llevando luz, gas y agua al piso de arriba,
y corres llevando energía a mis manos que calculan, trabajan y escriben;
cierto es que también te ayudo con Nifedipino, Acetilsalicílico y Atorvastatina.
Y no sé cómo lo haces, que aun con achaques, siempre estás dispuesto
para mantener un flujo constante, sin dejar que se enfríe el piso de abajo.
¿Acaso tomas algún jarabe o pastilla, a escondidas, que yo no conozco?

Bueno, pero aquí estamos los dos, corazón, otro año, otro aniversario.
Pretexto para que el buen vino, como otros años, venga a nuestra mesa,
se despoje de sus corchos, llene copas de fino cristal y nos haga los honores.
Como corresponde, para dos camaradas que juntos un sueño han vivido.

Hoy no vamos a brindar por los años pasados ni el tiempo transcurrido,
eso lo haremos cuando el alguien nos diga que es el último mes del calendario.
Hoy brindaremos por lo que falta por hacer, por amistades que hemos hecho
Por amigos que vendrán, por letras que escribiremos, y por botellas que descorchar.
Hoy brindaremos por los tres, sí camarada de vida, brindaremos por los tres.
Por ti, corazón que habitas en mi pecho y bombeas sangre ardiente por mis venas.
Por ti, músculo incansable que lates y retumbas como cuero vibrante de un tambor.      
Por ti, que aún con cicatrices de caídas de la vida, mantienes y oxigenas mi vivir. 
   
Por mí, que soy la casa, el aposento, la jaula y el templo donde moras y trabajas.
Por mí, que soy el bar donde rumio nuestras cuitas y entono canciones de pena y alegría.
Por mí, que soy el móvil que te lleva por caminos sinuosos e intrincados.
Y por ella, si amigo mío, por ella que también sus años los arrima a nuestras vidas.
Por ella, la que hace dos aniversarios, sonriendo, detrás de una nube apareció.
Por ella, musa inspiradora de estrofas que cantan el sentir de este par de enamorados.
Por ella, que aun en distancias terrenas y legales se acerca a nosotros con amor.
Por ella, que nos da el aire, la fuerza, el sosiego, la espera y las letras de ilusión.

Sí, aquí estamos en otro marzo corazón, otro marzo de brindis y copas de esperanzas.
Pretexto para tomar, para comer, para tirar una cana al aire y la casa por la ventana.
Y para gritar a todos los vientos: ¡Salud por el vino, la amistad, la vida y el amor!
Pero ante todo ¡Salud por ti corazón! Y que esta salud nos dure muchos años más.

 

 

Incluido en libro: Todos los vientos
©Derechos Reservados. Registrado con el N ° 193.896 en el Registro de Propiedad Intelectual - Chile
 # Índice del libro #